Fecha actualización:
  • Fecha Última actualización: 04/03/2008
Seleccione su idioma:
imprimir enviar Aa Aa
Errenteria

?

Errenteria Contemporánea(I) 

Hacia 1864, así veía el pintor Petit de Meurville el pequeño centro urbano de Errenteria
Hacia 1864, así veía el pintor Petit de Meurville el pequeño centro urbano de Errenteria
Los siglos XIX y XX: la industrialización y el medio actual.

El declive de la actividad marítima dirige los esfuerzos del municipio hacia una nueva actividad: la industria. El Tratado de Límites de 1846 entre España y Francia imposibilitaba el desarrollo industrial a determinada distancia de la frontera. Errenteria era el pueblo más cercano a la frontera que no estaba incluido en la zona de prohibición. Las ferrerías mantuvieron sus instalaciones, o se modernizaron -como en el caso de la Fandería- y nuevas industrias surgieron en el municipio.

En 1860 Errenteria contaba con varias fábricas dedicadas a los tejidos de lino. En 1818 existía una denominada Pekín y la Alameda contaba con otra en 1855. Hoy sólo quedan los vestigios de la Fábrica "Tejidos de lino", inaugurada en 1845 y dedicada a la producción de ropa de cama. De nombre similar, la "Fabril Lanera" se inauguró en 1890, sobre el antiguo molino Pekín y cerró sus puertas en 1976. La lana en bruto sufría todo el proceso de manufactura hasta la obtención de su producto estrella, el "Chaleco de Bayona".

La Real Compañía Asturiana de Minas, fundada en 1853 e instalada sobre los terrenos del antiguo convento de capuchinos destruido en la I Guerra carlista, estaba destinada a la fundición de plomo y plata de las minas de Arditurri en la Peña de Aia. Más adelante comienza a trabajar con el zinc y construye un pabellón de laminación. En 1866 se crea "La Ibérica" o fábrica de galletas Olibet. En 1889 se constituye la Papelera Vasco-Belga, empresa que continúa trabajando en la actualidad -con el nombre de PAPRESA- tras entrar en 1902, junto a otras 11 papeleras, a formar parte de Papelera Española. Su edificio de hormigón, construido en 1912 causó admiración en la época.

En nuestro siglo inician su actividad otras industrias. En 1901 lo hace la fábrica de Manufacturas de Yute, dedicada al trenzado del yute y a la fabricación de alpargatas. De ella quedaba hasta hace poco un edificio junto a Niessen. Dedicada al material electrotécnico y a objetos de baquelita, Niessen se creó en 1929 y llegó a tener algunos cientos de trabajadores. Otra empresa de interés fue la Fábrica de Harinas Vda. de Londaiz, que data de 1903. Para la molienda de trigo y maíz contaba con dos muelas continuas movidas por agua.
La mayoría de estas industrias se instalaron en terrenos próximos al antiguo casco de Errenteria. El crecimiento urbano del municipio, sobre todo a partir de la mitad de este siglo, provocó que gran cantidad de empresas quedasen incluidas en la actual trama urbana.

Este desarrollo urbano se inicia a mediados del siglo pasado. En 1848 se desecan las zonas de marisma y playa situadas en la margen derecha del río Oiartzun, entre Capuchinos y Lezo, destinándose inicialmente a cultivos. Entre 1868 y 1887 se "sanea" la marisma de Zubitxo, situada entre la actual calle Viteri y el río Oiartzun. El canal que quedaba como testigo del pasado portuario de Errenteria desaparece. Esto posibilitó la apertura de la carretera a Lezo. La posterior venta de estos terrenos marca la creación del actual barrio de Iztieta, al que le siguen Alaberga, Galtzaraborda, Beraun, etc.

Las infraestructuras sufren paralelamente un fuerte desarrollo en esta época. En 1828 ya se había construido la carretera a Ventas de Astigarraga, enlazando con el Camino Real entre Oiartzun y Astigarraga. La nueva carretera general, actual N-1, entre Andoain y Ventas de Irún, atravesó el casco medieval creando la Karretera Kale, hoy calle Viteri. La carretera actual es una variante realizada en 1915. En 1858 se inician las obras de construcción del Ferrocarril Madrid-Irún y el "Topo" se inaugura en 1912.

El desarrollo industrial comienza a causar problemas medioambientales desde sus inicios. Así, en 1893 la Junta de Sanidad y el Ayuntamiento aperciben a la Papelera Vasco-Belga, a Fabril Lanera y a la destilería "La Margarita" que "no inficionen las aguas del río Oyarzun con sustancias nocivas procedentes de sus industrias". Posteriormente el Ayuntamiento denuncia en 1904 a la fábrica de alcoholes "por los residuos insanos que se vierten al río".
Fuera del núcleo urbano en expansión, el medio rural se ve marcado principalmente por los procesos de desamortización. Las guerras de la Convención (1794), Independencia (1808-13) y la I Carlista (1833-39) endeudan fuertemente las arcas de los municipios. La búsqueda de financiación obliga a muchos de ellos a la venta a particulares de los bienes comunales. Estos, que eran principalmente montes arbolados, son transformados en nuevas explotaciones agrarias, en caseríos. Las leyes desamortizadoras del siglo pasado potenciaron esta actividad. Errenteria se desprende de bienes comunales entre 1810 y 1915, pero exceptúa el "Monte Añarbe" al declararse como Monte de Utilidad Pública. Esa excepción ha permitido que, mientras gran parte de los municipios costeros perdían su arbolado, Errenteria cuente hoy con la mayor superficie de hayedo-robledal de la provincia.

El municipio, por tanto, se desprendió de gran parte de sus bienes comunales. Algunos por razones de fuerza mayor, como los fuertes de San Marcos y Txoritokieta, construidos en 1888 y 1892 respectivamente, y recientemente recuperados. La superficie afectada por la desamortización fue importante, como sugiere el siguiente dato: Errenteria cuenta con una centena de Caseríos, y 40 de ellos se fundaron entre finales del siglo XVIII y 1840 como producto de la desamortización.

La nueva colonización del caserío logró en principio buenos resultados, a los que se unieron la introducción de nuevos cultivos como la alubia y la patata. Pero la situación entró nuevamente en declive, y algunos cultivos como el centeno y la avena se abandonaron definitivamente. A fines del siglo XIX el caserío se transforma en un sistema de producción autárquico: se intenta producir todo lo que se necesita. Y se alcanza un punto álgido en la transformación del medio: el sistema del caserío transforma el paisaje produciendo un paisaje de campiña.


| Herriko plaza, 1 - 20100. Teléfono: 943 449600, Fax: 943 449650 | © Errenteriako Udala · Ayuntamiento de Errenteria